La Filología hispánica se constituyó como disciplina a comienzos del siglo XX en torno a la figura de R. Menéndez Pidal y la "escuela filológica" por él creada. Así sus trabajos sobre el origen del español y de la épica fueron la base sobre la que se constituyó nuestra historia de la lengua. La "Filología hispánica" se ha caracterizado por someter a un constante análisis las metodologías ecdóticas, tanto bedierista como neolachmaniana, para adecuarlas a la particularidad de sus textos. Así han ganado terreno la descripción codicológica y la historia textual propugnadas por G. Pasquali y C. Segre. En consecuencia, el estudio de la tradición manuscrita de un texto se entiende como una forma de acceso e interpretación de la obra literaria. En este sentido, no sólo importa la reconstrucción de un arquetipo sino también los estadios intermedios de esa tradición.
A partir de octubre del año 2002, la "Filología hispánica" se incorporó a la Universidad de Friburgo dentro de la "Cátedra de literatura española e hispanoamericana", siendo la única cátedra del convenio Benefri que tiene esta especialidad. Los puntos de interés son el estudio de la lengua, literatura y cultura de la España medieval, la lectura de documentos, el estudio de la tradición manuscrita de las obras, el estado recepcional de gran parte de ellas y su inserción dentro de una historia de la lengua.

Homepage

Filología hispÁnica e Historia de la lengua